5 puntos para entender que la pedofilia es un mal que afecta a nuestra niñez

La Psicóloga Heidy Camilo describe en cinco puntos lo que tenemos que tener en cuenta al momento de abporda la situación de la pedofilia.

  1. La pedofilia consiste en la excitación o el placer sexual que obtiene una persona adulta al llevar a cabo actividades o al tener fantasías sexuales con niños/as y adolescentes

2. No existe un perfil único para un pedófilo… Pues cualquier persona (hombre o mujer) puede serlo.

3. Para hablar de un pedófilo debemos decir que esta persona tiene un interés sexual hacia este menor que ya elegido como víctima… El 85% de los casos son personas cercanas o familiares de este menor. Dentro de las fases del abuso el depredador sexual cuando elige a la víctima se acerca a la misma con regalos, elogios o privilegios hacia la víctima con el fin de ganar su confianza. Para la familia es muchas veces difícil verlo pues nos educan con la premisa de que la familia es mi centro de protección (y así debe ser) luego de esta fase de seducción el depredador inicia la fase de instauración del abuso a veces de manera muy sutil (exhibición de los genitales, toques y caricias) para no alarmar a la víctima hasta que la misma fase se hace más intensa. Luego pasa a la fase de instauración del secreto… Donde amenaza a la víctima si este le denuncia. Como podemos ver… No existe tal perfil… Pues cualquier persona o familia puede tener dentro de sus miembros o personas a un depredador sexual como muchos autores le llaman.

4. Es de vital importancia… Imprescindible que eduquemos en la prevención del abuso sexual… Pues lamentablemente normalizados el abuso (expresiones como eso no es nada… No la penetró entonces no es abuso entre otras expresiones) educar en prevención del abuso inicia desde el mismo momento que el menor empieza a conocer y nombrar las partes de su cuerpo. Es necesario hablar claro con los niño/as y adolescentes sobre que su cuerpo es suyo y que existen partes privadas… (Depende de la edad se va hablando con el menor) nadie nadie nadie puede tocar tu cuerpo… Inclusive existen en la red material didáctico muy interesante… Uno es un video en youtube llamada “El libro de Tere” así como libros con información muy útil.

5. Al enterarnos sobre un abuso… Lo primero no culpar o juzgar a la víctima… Evitar preguntas tales como: “por qué no dijiste nada?” ” cuidado si tú lo provocaste” “a pero a ti como que te gustaba que no dijiste algo”.. Esto aparte de ser re victimizante para la víctima está quitándole la responsabilidad al único que la tiene que es el pedófilo. Si existe alguna sospecha de que un menor está o fue abusado sexualmente debe ser evaluado por un especialista en abuso sexual. No debe bajo ninguna excusa someter a la víctima al escarnio público pues esto agrava el trauma.
El abusador o abusadores debe ser sometido a la acción de la justicia de manera inmediata.
Recordemos que la pedofilia es una parafilia… No es una enfermedad mental o una orientación sexual.

Por lo anteriormente expuesto por la psicóloga Camilo, el licenciado Amaury Ramírez, presidente de CODOPSI hace un llamado a las autoridades para enfrentar la violencia a la niñez, especialmente a las niñas, las cuales son más vulnerables a ser victima de todo tipo de violencia.

En el caso de la violación y asesinato de Liz María es una clara evidencia de la descomposición social por la que atravesamos como país, en este caso particular, se hace necesario un acompañamiento psicológico a todo el entono familiar de la victima y el sector donde residía la niña, la expresión de violencia social con quema de neumáticos y otras formas de expresión, son el fruto de los niveles de frustración y dolor ante el hecho ocurrido, por lo cual la intervención de profesionales de la conducta es de suma importancia, la misma puede realizarse tomando las medidas sanitarias de cuidado que la pandemia del COVID requiere.

Deja una respuesta