Descubren un mediador implicado en los daños asociados a la obesidad

Madrid.- Un equipo multidisciplinar de investigadores ha descubierto un nuevo mediador (una enzima) que está implicada en el desarrollo de algunos daños, de tipo cardíacos, vasculares y metabólicos, que están directamente asociados con la obesidad.

Lo han comprobado científicos del Centro de Investigación Biomédica en Red de Enfermedades Cardiovasculares (CIBERCV), de la Universidad Autónoma de Madrid y del Instituto de Investigación Hospital La Paz, al demostrar el papel que juega una enzima (la mPGES-1) en el desarrollo de algunas alteraciones que tienen lugar en los casos de obesidad.

Los resultados de su investigación se han publicado en la revista British Journal of Pharmacology, y plantean que los inhibidores de esa enzima podrían ser una herramienta terapéutica para el tratamiento de la obesidad.

El CIBERCV ha señalado, en una nota difundida hoy, que la obesidad, principalmente la obesidad visceral, es uno de los mayores factores de riesgo en el desarrollo de alteraciones metabólicas y cardiovasculares, como la disfunción endotelial, la rigidez arterial o la resistencia a insulina, lo que supone un importante problema de salud pública.

El estudio, desarrollado en ratones de ambos sexos alimentados con una dieta alta en grasa y que carecen de esa enzima, muestra que la ausencia del gen previene la ganancia de peso y las alteraciones glicémicas y lipídicas que sí se desarrollan en ratones normales alimentados con la misma dieta.

Además, estos ratones están protegidos frente al desarrollo de alteraciones vasculares y cardíacas, y frente a la inflamación del tejido adiposo que se observa en ratones normales.about:blank

En la investigación también han participado investigadores de los Hospitales de La Paz y la Princesa (Madrid), de Universidad Complutense de Madrid, del Instituto de Investigaciones Biomédicas de Barcelona y del Instituto de Investigación Biomédica Sant Pau